Museo di San Marco

Musee de San Marco

El Museo di San Marco ocupa los locales del núcleo más antiguo del preexistente convento dominicano que Michelozzo reconstruyó durante el periodo de diez años, desde 1436 a 1446 bajo encargo de Cosimo el Viejo de Médicis. El conjunto del edificio se presenta como un complejo de proporciones monumentales, con todos los caracteres de sobriedad y elegancia de la arquitectura florentina renacentista.

Destacamos la planta baja, alrededor del gran claustro contiguo a la iglesia, los ambientes en los que se desarrollaba la vida comunitaria: el asilo para los peregrinos adyacente a la entrada, la Sala capitular, la Sala del Lavabo, el Refectorio y el contiguo espacio reservado a la cocina y a los locales de servicio; existe también otro pequeño claustro del siglo XV, llamado Chiostro della Spesa, y un patio, la llamada Corte del Granaio.

Casi paralelamente a la configuración arquitectónica, el edificio se enriqueció con un extraordinario ciclo de cuadros realizados por el Beato Angelico que vivió y trabajó en el convento durante los años 1387 y 1400-1455 en las celdas (Anunciación e historias sobre la vida de Jesús), en los pasillos, claustro y en la Sala capitular.